Pelayo y Muriedas, líderes en Rudagüera

Ivan Pelayo y Angel Muriedas conseguían la victoria en el Rallysprint de Rudagüera, en donde Lujua y Estrada eran los segundos clasificados. La tercera posición era para Angel Rivero y Roberto González, con su espectacular BMW, consiguiendo también la propulsión.
En las diferentes copas y trofeos de Cantabria, decir que los clásicos de velocidad, en esta ocasión era para Alfredo Cacicedo y José Vicente Pérez siendo la copa 106 Cantabria para Raúl Jiménez y Miguel Gutiérrez. La copa AX Cantabria era para Carlos Cabrales y Mario González, siendo la copa Fedima 1.6 era para Santiago Ezquerra y Salomé Espinosa.
La Fedima 2.0 era para Francisco Santamaria y Enrique Saiz-Pardo y la Turbo Dickens para Emilio Gómez y Marta Santiago.
Excelente prueba una vez mas, esta nueva edición de Rudagüera, organizada por la escudería Pe Flahs.

Iván Pelayo y Angel Muriedas
conseguían la victoria en Rudagüera.
Foto :CantabriaRallye.net

Iván Pelayo y Angel Muriedas
conseguían la victoria en Rudagüera.
Foto :CantabriaRallye.net
Lujua y Estrada
eran los segundos clasificados.
Foto :CantabriaRallye.net
Angel Rivero y Roberto González eran
los terceros clasificados y líderes en
propulsión.
Foto :CantabriaRallye.net
El líder en la Copa 106 era Raúl
Jiménez.
Foto :CantabriaRallye.net

Otra nueva edición del Rallysprint de Rudagüera en donde Ivan Pelayo y Angel Muriedas, conseguían la victoria con su Mitsubishi EVO.
Una prueba que se caracterizaba por su dureza, los continuos abandonos de los equipos y en general, una prueba de las que «gustan», pues la sorpresa puede estar a la vuelta de la esquina.

Una inscripción espectacular con 89 equipo participantes, una organización modélica, muchisimos comisarios y en general, una prueba que de la mano de la escudería Pe Flahs, volvía a conseguir el éxito esperado.
Entre los inscritos teníamos a Shura Pernia, que era quien se llevaba todas «las apuestas» para estar líder, aunque problemas mecánicos, con la bomba de la gasolina, le ponían fuera de los puestos de Podium, si bien, el piloto, daba un recital de conducción, delante de todos sus vecinos.

Después las asistencias, las teníamos una vez mas en el karting la Roca de Quijas, verdadero espectáculo del motor, donde las asistencias, reparaban sus vehículos y les dejaban en perfecto funcionamiento, para disputar la prueba.

El tramo, en esta ocasión, se había acordado, un poquito, pero no dejaba de tener «su miga» por los diferentes cambios de ritmo, los estrecho y «ratonero» que puede ser y en general, un tramo muy bonito, muy espectacular y para verdaderos pilotos. Nada mas tenemos que ver las bajas en el tramo, que da una idea de la dureza del mismo.

Tres pasadas en el mismo sentido, era el tramo a disputar, desde la Busta hasta Fresnedo, estando todo ello, dentro del propio municipio de Rudagüera.

Comenzaba la prueba en donde el primero de los registros era para Shura Pernia. El piloto de Oreña, con su Hyundai I20 R5 era quien estaba en todas las apuestas para «pasearse» por Rudagüera, pero el destino quiso que NO FUERA ASI. 7:18,62 era el crono de Shura Pernia y Alba Sánchez, que comenzaban liderando la prueba.

La segunda posición era para Xabier Lujua y Jesús Estrada, también con Hyundai que se colocaban a TRES segundos del actual líder, siendo la tercera posición para Ivan Pelayo y Angel Muriedas con el MISMO crono que Lujua, tan solo diferenciado por unas centésimas de segundo, siendo exactamente de 239 centésimas de segundo. Ya desde la primera pasada, la lucha era muy fuerte y los cronos eran el testigo de ello.

La cuarta posición era para Fernando Prada y Patricia Saiz, con su BMW. El espectacular piloto del BMW M3-E36, se colocaba a DIECISEIS segundos del actual líder, consiguiendo un excelente crono de 7:35,20, sin dejar atrás la espectacularidad de su conducción.
La quinta posicion era para Pipi Onandia y Fidel Valdés con su impresionante Subaru Impreza WRX, que conseguían un crono de 7:35,92.

En esta especial, ya teníamos nueve abandonos, entre salidas de carretera y averías mecánicas. También sé realizada una neutralización, por salida de pista de uno de los participantes, concretamente el dorsal 50 que interrumpe la pasada. Tenemos que decir que la neutralización fue tan solo para los dorsales 52, 54 y 55, con lo que el resto de participantes, siguieron en la competición, una vez que se reiniciaba la prueba.

Gran decisión de los comisarios deportivos, de la dirección de Carrera y de los equipos de seguridad, que restablecían nuevamente la prueba.

Páginas: 1 2